Los amigos del secuestrado Giovanni Lo Porto, temen que ya no esté con vida