El Gobierno sirio y los rebeldes firman un alto el fuego que comenzará esta medianoche