Xi Jinping promete dirigir al país hacia el "gran renacimiento" y el "sueño chino"