Europa reacciona a la propuesta de Cameron