Trece guardaespaldas a pie siguen el coche de Kim Jong-un en Corea