Rihanna y Chris Brown juegan al despiste en las redes sociales