Cameron estudia extender la protección a los agentes armados que "disparen a matar"