Cientos de sirios huyen a Líbano para salvarse de la violencia de Al Assad