La Policía mexicana confisca un envío de cocaína oculta en panes que viajaban rumbo a EEUU