El terrorista del club gay fue vigilante de seguridad en las playas de Florida