Nueva York, paralizada y desierta ante la llegada del huracán Sandy