Sarkozy comienza su "vía crucis" en las elecciones presidenciales francesas