Manifestaciones, de Nueva York a California, contra la brutalidad policial