Malasia e Indonesia acogen a los inmigrantes a la deriva de manera temporal