Leopoldo López saluda a sus simpatizantes desde la valla de su casa