Un niño de 7 años, alérgico a sí mismo