Condenada por torturar a su hijo adoptivo con duchas frías y salsa picante