El potencial sucesor de Chávez pide "lealtad" al presidente, al que considera "un padre"