El príncipe Harry abandona en junio las Fuerzas Armadas británicas