Conmoción en Francia tras el ataque terrorista al semanario Charlie Hebdo