El atentado de Estado Islámico en el noreste de Siria deja 48 muertos