El ISIS habría capturado a 550 familias para usarlas como escudos humanos en Mosul