Obligado a dejar a su familia en EEUU y extraditado a México, 30 años después