Las intensas lluvias inundan las calles de Santiago de Chile