California sufre la tormenta más intensa en una década