Schettino da la cara y confía en que "la verdad salga a la luz"