El califa del Estado Islámico realiza su primera aparición pública