Para la industria...pero no la ciudad, en la primera huelga general contra Zapatero