Adiós al cementerio de Seseña, comienza la recogida de sus neumáticos