Las llamas consumen las vidas de tres ancianos