Los bancos no pagarán por conceder hipotecas al Estado, Iglesia y partidos