La expareja de Juana Rivas niega ser un maltratador pese a que fue condenado en 2009