“No vamos a dejar de trabajar, ni que maten la televisión de los valencianos”