El Supremo se reafirma en el delito de rebelión de Puigdemont y critica a la justicia alemana