Los socialistas díscolos son sancionados con la mayor multa