Miles de personas, contra la investidura de Rajoy en una protesta sin incidentes