Quema quince motos de la pizzería que había despedido a su novia en Alicante