Tsipras cree que existe una solución que permitirá a Grecia seguir en la Eurozona