El PP pierde siete escaños y ya plantea una coalición conservadora