Las mujeres políticas, divididas con la huelga