Seguridad máxima y gran expectación mediática ante la llegada de Rajoy a la Audiencia Nacional