El macrojuicio por el 11-M solo condenó a 19 de los 29 imputados