La infanta Cristina sale de su domicilio en Ginebra con una maleta