Rajoy, en contra del euro por receta