El Gobierno acercará primero a los presos de ETA enfermos y los mayores de 70 años