Una docena de agentes se disculpa por el “dispositivo catastrófico” del 1-O