Las anécdotas del 12-O: Sánchez se equivoca en el besamanos, la lluvia y los gritos de okupa