La Policía defiende su proceder en el caso del alcalde de Granada