Albiol apuesta por priorizar la inmigración latina porque se integra más fácilmente