Albiol: “La independencia no es la solución, es el problema”